Hispania en el Siglo VII - Fuentes

Existe poca información escrita.

Con la conquista árabe-bereber, instituciones como monasterios o sedes episcopales dejaron de conservar o directamente perdieron documentación, lo que provocó que no se conservara como en otras zonas de Europa.

Se conservan fragmentos en pergamino como el Precepto de Medema -documento original en pergamino más antiguo que se conserva en España-, pizarras escritas halladas en el suroeste del Duero (a lo largo de la Meseta del río) ofreciendo información de esa determinada zona.


Precepto de Medema
Precepto de Medema

Se conservan recopilaciones jurídicas y cánones conciliares. Los primeros sobre todo gracias a Recesvinto en el 652. Los segundos en forma de actas de los Concilios celebrados entre los siglos V al VIII (el último celebrado en época de Witiza no se conserva).

Estas recopilaciones jurídicas fueron usadas por las autoridades de la época para legitimarse como herederos del pasado.

Han llegado a nosotros pocas crónicas. Destaca la Historia Wambae Regis, de Julián, Obispo de Toledo hacia el año 670. Narra el ascenso al poder de Wamba (672-680), la sublevación de la Narbonense y la traición del Dux Paulo.

La Historia de Regibus Gothorum, Vandalorum et Suevorum de Isidoro de Sevilla, que abarca hasta el reinado de Suintila (621-631).

La Crónica Mozárabe o de 754, que narra las últimas décadas del Reino Godo.

Las Crónicas Asturianas, que están muy ideologizadas. Narran el final del reino visigodo.

También destacar las Hagiografías o vidas de Santo; como la Vita Fructuoso y los escritos autobiográficos de Valerio del Bierzo.